No da para más. Doctor Morfina y una bala de plata

Gemán Coppini: Alien divino (1987)

Uno del uno de 2013. Exterior noche. En el barrio, todo cerrado. Salvo la freiduría,  el italiano, el último local de tapas y el afterwork abierto recientemente. Y el chino, ¡claro! Más que otros años. Año de crisis…

Anoche no perdíamos “la manía de tener esperanza”. Nos vestíamos “por fuera, mas por dentro” envolvíamos “el alma en un traje a medida”. Persistíamos “en tener alegría”. Nos esforzábamos en asegurar que este año “será finalmente” nuestro gran año. Pero “no da para más, no da para más. Que aparezca un alien divino y nos haga soñar”.

Y el alien divino, como cada año, no apareció. Y eso que lo imaginaba hasta en portugués.

Ya en la cama, tempranito, borrachos de alcohol o de esperanzas infundadas, recordamos al Coppini de los ochenta. Los que tenemos una edad no podemos sustraernos a rememorarlo con pelo. Éramos entonces tan republicanos…

Así pasamos la primera madrugada del año. Germán Coppini, alien divino, doctor morfina y una bala de plata para el gatito que aúlla a la luna.

Todo muy extremo.

Entre las fases REM, las toses y los ensueños, escuchamos palabras ininteligibles.

Deseos inconfesables.

Aunque, una vez despiertos, no somos más que un gatito que aúlla a la luna vespertina del barrio cotidiano en la primera noche futura.

El lobo-hombre está en París y el gato y yo, todavía, estamos aquí. No doy para más.

No da para más.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Frágil

A punto de romperse en pedazos

Vino el médico.

“Está bien, pero es muy frágil”-dijo.

¡No! No es muy frágil. Puede estar débil, puede deteriorarse con facilidad. Adolecer puede de vigor o de fuerza. Pero no es quebradiza, no le falta resistencia, ni flojedad de ánimo, ni es deficiente en lo moral.

No es frágil, no es débil. Se deteriora en lo físico lentamente porque le falta el afecto. Nada ni nadie puede suplir  el afecto de toda una vida compartida.

La indigencia esencial, la del ser por participación, y su subtergio existencial, el amor hasta que la muerte nos separe, se quiebra ante la pérdida. Sólo la fortaleza personal, mermada con los reveses de la vida, permanece hasta que se impone el abandono del querer ser, hasta que se impone el dejarse caer porque se desvanece la energía en las resoluciones del ánimo.

Pero no, la sinonimia entre “frágil” y “débil” no es absoluta. La sinonimia absoluta no existe. Ni la determinación personal por la vida es suficiente.

Indigentes, en el fondo todos somos indigentes.

No discutí con el médico. Yo la conozco mejor, pero no soy un profesional. Al fin y al cabo, las consecuencias de su diagnóstico y tratamiento vienen a coincidir con mi quehacer paliativo diario. A esperar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Lluvias torrenciales

El rechazo. Tu rechazo.

 

Lluvias torrenciales despiertan

los cauces muertos.

Cuando se sequen

todas las ramblas,

anegarán aún las pluviales aguas

el valle donde lato.

 

Aniquilación: tu rechazo

me ahoga. No respiro,

 

ya estoy muerto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Index

Instalación

En la exposición El hilo de Ariadna de La Casa del Lector se puede disfrutar de la instalación Index de Charles Sandison.

Recientemente visité este espacio. El Índice y la censura también tienen aquí su lugar. Cualquiera puede agregar un texto censurado.

Sin cámara, sin smartphone, alguien, que no es mi hermana, me regaló este vídeo.

Es posible que hasta dentro de sesenta años, cuando se reinicie el programa de Sandison, no vuelvan a aparecer las entradas “Athens” o “Sicily”.

Alguien que no es mi hermana y yo, visitamos esos sitios cuando aún no se hablaba de “la crisis”. Ahora, en plena crisis, a alguien que no es mi hermana y a mí, las palabras de una lengua universal, ni dicha ni escrita, nos retrotraen a la utopía o la ucronía de un imaginario compartido.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Incapacitación

Con permiso de Blas de Otero

Si ha perdido la vida, la memoria, la  identidad y todo

Lo que vivió, día a día, intensamente,

Si ha perdido la voz en el ruido,

Y ni siquiera queda su palabra.

 

Si ha sufrido la sed, el hambre, todo

Lo que era suyo y resultó ser nada,

Si ha segado las sombras a alaridos

Yni siquiera queda su palabra.

 

Si abrió los labios para ver el rostro

Puro y terrible de la pérdida y de su patria,

Si abrió los ojos hasta desencajarlos,

Yni siquiera queda su palabra.

 

Si todo ya ha ocurrido y no puede

Ponerle  sus palabras,

Aún estamos tú y yo

Para acompañar

Y para confirmarla,

Sin negarle un espacio

Ni  su tiempo, sin negarle el aliento.

 

Pero, aun después, no quedará nada.

Ni siquiera nuestras palabras.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Onanismo

Mesa de los pecados

Pecado capital. ¿Soberbia?

Cada vez que me entrego

Al onanismo

-Ya sea sobrio,  bajo  efectos

Imprevistos de ginebra,

De ron o de la absenta-,

Nada me recuerda el tiempo contigo.

Pecado capital. ¿Lujuria?

Jamás me entrego

Al onanismo

-Ya sea sobrio, bajo efectos

Imprevistos de ginebra,

De ron o de la absenta-,

si no es pensando en ti con otros u otras.

Pecado capital ¿La ira?

No soporto que me trueques por los que

Brillan impostando sin substancïa

Pecado capital ¿avaricïa?

No me faltan altruismo

Ni filantropía. Y aun así

¿Qué buscas tú?

Los pecados capitales sin

Posible redención.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La vida no es un juego

La vida

Ma bohème

 

A veces

la vida pasa por tu lado

y te hace un guiño.

 

Y tienes miedo. A veces

 

el amor te empuja

en la parada de autobús

sin disculparse. A veces

 

la pasión te roza

una mano con su mano

que no esquivas. Y, a veces,

 

la mayoría,

cuando la aprietas

con fuerza, te dice:

 

“Lo siento”.

 

A veces, si juegas la vida,

la vida te deja tirado

sin acabar la partida.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario